jueves, 5 de mayo de 2011

Te despiertas... y me abres los ojos.

A saber cuánto tiempo llevabas ahí dormida… A saber porqué has despertado precisamente ahora, de lo cual me alegro porque en estos momentos sí puedo estar pendiente de ti; antes me hubiera resultado difícil pues tenía mis sentidos en otra persona. Tu despertar no ha sido brusco, quizá para que no me asuste. Al despertarte tú, me has abierto los ojos a mi, me has hecho darme cuenta de que tengo que ponerme al principio de la lista de mis prioridades y he aprendido a valorar doblemente los días buenos. A partir de ahora, te iré conociendo poco a poco, resaltando con lo mejor de ti y lo peor tomarlo simplemente como simples probabilidades… el tiempo decidirá. Eso sí, me he propuesto conocerte concienzudamente, que para eso vamos a ser inseparables… Espero que nos llevemos bien.

lunes, 28 de marzo de 2011

UN AÑO DESPUÉS


Aquí estoy, un año después, esperando que siga pasando el tiempo porque dicen que todo lo cura. Sinceramente, mi herida sigo sintiéndola como al principio, tras aquellos quince días en los que el alivio de que ya no sufrías, me la anestesió.

Cada mañana, sigo colocándome la sonrisa en mi cara... han sido ya tantas veces que, en ocasiones, hasta yo me la creo. Aunque ¿para qué engañarnos? me sigue doliendo recordarte, se me cae de nuevo y, una vez más, vuelvo a colocármela.

Aún, de vez en cuando, sigo mirando mi móvil con la intención de llamarte, pero en seguida me doy cuenta de que no te lo llevaste porque está aquí conmigo.

¿Sabes? El día 19 me acordé mucho más de ti que de costumbre. Fue el primer Día del Padre que no me hizo ninguna ilusión mientras la televisión y la radio no hacía más que repetir que lo celebrase. Me sentí extraña... Recordé nuestro último Día del Padre, cuando viniste a mi casa y se te iluminaron los ojos viendo como había quedado mientras me repetías una y otra vez que te encantaba. Recordé cuando, sabiendo que Mamá no nos oía, me dijiste que me encargase de preparaos un viaje para ella y para ti a Galicia, para cuando estuvieras mejor. No podían faltar tres lugares: Rías Baixas, La Toja y Santiago de Compostela.

Este es el primer año de muchos, dicen que el peor de todos... Pues bien, ya está pasado y habrá que comprobar que es cierto lo que dicen; así que aquí me quedo, esperando que siga pasando el tiempo.


TE SIGO QUERIENDO MUCHO.

lunes, 14 de febrero de 2011

8


8… son los meses que hace que fui a verte, a darte ánimos aún no teniendo la certeza de que me estuvieras escuchando. Te dije que esperaba que te recuperases para verte bien la próxima vez que volviese… pero no me ha dado tiempo.

8… con esa forma era el nudo de mi garganta cuando mis pasos me llevaban por aquel pasillo hasta donde tú estabas, acompañada únicamente de la incertidumbre de cómo iba a encontrarte. Se me hizo difícil, pues nunca me gustaron los hospitales y cada vez menos. Pero salí contenta porque había estado contigo y con la ilusión de haber podido contribuir con mi granito de arena a que volvieras a estar como antes.

8… de este mes de febrero es cuando te has ido sin decirme adiós, cuando yo menos lo esperaba, cuando pensaba que mi granito de arena se había unido a otros muchos y habíamos conseguido que salieras adelante. Pero ahora sé que echabas en falta otros granitos de arena que para ti eran importantes y, quizá, eso te impulsó a marcharte.

8… como el símbolo vertical del infinito, donde ahora estarás con tu madre y, posiblemente, también te encontrarás a mi padre. Cuéntales de mi parte, que la distancia no es el olvido y que el tiempo no cura heridas sino que sólo las anestesia (o quizá ni eso).

8… otra vez ese nudo en mi garganta mientras te recuerdo, mientras escribo todo esto para que no se me quede dentro, mientras me acuerdo de aquella bufanda suave y calentita que he hiciste con tus manos… esa que me hará sentir cada invierno tu caluroso abrazo.


HASTA SIEMPRE, TITA ISABEL.
.

miércoles, 5 de enero de 2011

viernes, 24 de diciembre de 2010

FELICES FIESTAS NAVIDEÑAS


OS DESEO DE CORAZÓN QUE PASEIS UNAS DULCES NAVIDADES JUNTO A LOS VUESTROS.
.
Gracias, una vez más, por estar ahí a pesar de mis ausencias.
.
¡UN BESO ENORME!
Bluemoon.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Lo prometido es deuda... y lo hizo.

Nunca pensé que el nervio óptico estuviera directamente conectado con el lóbulo de la oreja izquierda. Pero lo estoy poniendo en duda desde el día 29 de octubre de 2010, que recibí una agradable y esperada visita que se prolongaría casi una semana.
Así fue su saludo: dos besos y un tirón doble de oreja que me había prometido justo un mes antes. Aquel gesto jocoso aparentemente inofensivo debió activar de algún modo mi mecanismo ocular (que andaba un poco dormido en los laureles) porque, desde aquel momento, empecé a fijarme en aquellas pequeñas-grandes cosas que hasta hacía un tiempo animaban mi día a día.
Lo primero que vieron mis ojos fue una graciosa luna azul “blue moon” traída directamente de un pueblo de la tierra que me vio nacer.
A partir de ahí, todo está yendo rodado… lento pero rodado.
Y es que, como bien dice Alejandro Sanz en una de sus canciones:

Hay un universo de pequeñas cosas que sólo se despiertan cuando tú las nombras. Todo lo que es bello está esperando tu mirada. […] Hay un universo hecho de pequeñas cosas que vuelan sobre tu cabeza si las soplas.[…]

Así que sólo puedo decir:
Gracias, tita “Panchu” por aquel tirón de orejas, por tu compañía aquellos días (y por tu compañía a distancia el resto del año) y por la lunita azul malagueña. Un beso enorme.


martes, 28 de septiembre de 2010

VUELVE PRONTO...


Desde que asomé la cabeza por primera vez a este mundo, te recuerdo a mi lado; me cogiste de la mano derecha para ayudarme a salir y, desde entonces, no me la soltaste. En cada traspiés, ahí estabas tú para ayudarme a no caer, contándome que siempre hay algo que merece la pena; eras el motor de mi vida.

De repente, después de casi 30 años, me he visto en el suelo y con la mano vacía. A mi mano izquiera se ha agarrado el miedo (a no volver a verte), pero él no me ayuda.

Por favor, vuelve pronto amiga Ilusión porque yo sóla no sé cómo levantarme.

miércoles, 28 de julio de 2010

lunes, 28 de junio de 2010

Me acostumbré

Me acostumbré a despertarme cada día pensando en ti, en cómo estarías, en cómo habrías pasado la noche... Cuando llegaba una hora en la que, en condiciones normales, ya estabas despierto, te llamaba para despejar mis dudas: unas veces me decías “estoy de p… madre”, otras casi ni tenías ganas de hablar y te dejaba que siguieras durmiendo.
Hace ya tres meses desde la última vez que te dejé durmiendo, durmiendo para siempre… y todavía sigo con esa costumbre, incluso hay veces que hago el amago de ir a llamarte, pero no puedo… deberías haberte llevado el móvil cuando te fuiste.

domingo, 30 de mayo de 2010

TU CUMPLEAÑOS SIN TI


Las doce de la noche.

En otros tiempos hubiera salido corriendo, hubiera cogido el teléfono y te hubiera llamado para ser la primera en felicitarte.

Pero hoy no.

Hoy me he quedado mirando mi móvil, he contenido mis lágrimas y he cerrado los ojos para intentar dormir.

Ya no habrán más velas que soplar el 30 de mayo, pero se ha quedado grabado para siempre en el calendario de mi alma.

lunes, 10 de mayo de 2010

POR HABERTE CONOCIDO

.
Por más oscuro que viera el cielo sobre mi,
por más razones que tuviese para no existir,
por más duro que me resultase vivir,
jamás me iría voluntariamente de aquí,
pues sería insensato porque de ti nací.
Pero, cuando mi destino me envíe a “allí”,
sólo por haberte conocido, me iré feliz.
.
¡¡¡TE QUIERO MUUUUCHO!!!
.

jueves, 6 de mayo de 2010

Para alguien especial...

Hoy he visto colgada esta canción en Facebook... no me había detenido a escuchar la letra hasta hoy y, al hacerlo, me he acordado de ti (y "tus circunstancias"). Quizá quede en leyenda, pero nadie mejor que tú sabe que has intentado romper la distancia para que no ocurriese, esa distancia que hace que tres sean multitud.
.
Mucho ánimo y paciencia, que todo pasa...
Un besote.
.
.
NUESTRO AMOR SERÁ LEYENDA
No hay doctor que me retenga
No hay dolor que me detenga
No hay planeta que me eclipse
O de tu lado me desvíe
Del clamor yo no dependo
Del halago me desprendo
No hay error que me resigne
Ni un porqué que me empecine
No hay rencor que me de frío
No hay amor como este mío
Tus acciones te definen
El destino es quien camine
No hay temblor que me delate
No hay distancia que esté lejos
Desde lejos nos tenemos en el fuego
Desde lejos nos tenemos en los mares
Desde lejos yo te siento amor
Desde lejos nos tenemos en los huesos
Desde lejos nuestros cuerpos se hacen aire
Desde lejos yo te puedo amar
Desde lejos nuestro amor será leyenda
Desde lejos hablarán
De este amor que es de leyenda van a hablar
No hay honor en esta guerra (ni en ninguna guerra)
Ni fervor que la merezca
No hay un fin que me de brío
No hay bufón que me divierta
Si eres fe yo me convierto
Tu existencia me da aliento
Te lo digo convencido
No hay amor como este mío
Y eso siento más o menos
Y por eso mismo muero
Dime si no merecemos
Dar la vida en intentar
Si he de amarte desde lejos
Quiero hacerlo hasta el final… final, final.
Desde lejos yo te quiero con el fuego
Desde lejos yo te tengo con los mares
Desde lejos yo te siento amor
Desde lejos nos tenemos en los huesos
Desde lejos nuestros cuerpos se hacen aire
Desde lejos yo te puedo hablar
Desde lejos nuestro amor será leyenda
Desde lejos hablarán
De este amor que es de leyenda y tú te vas.
Alejandro Sanz.

miércoles, 28 de abril de 2010

AL FIN HE SOÑADO CONTIGO


Desde que te fuiste, he intentado soñarte para poder volver a estar contigo, pero me ha sido imposible. Curiosamente hoy… precisamente hoy que hace un mes del “Hasta siempre”, apareces en mis sueños. Estabas a mi lado, hablando de cosas cotidianas, tranquilo, alegre… todo lo malo de estos últimos meses no había ocurrido, todo estaba bien. Y me he despertado… y no me he sentido triste porque se había acabado el sueño; me he sentido feliz porque al fin he soñado contigo.

TE QUERRÉ SIEMPRE.
.

lunes, 19 de abril de 2010

jueves, 15 de abril de 2010

PERDÓNAME...


PERDÓNAME…
Porque te estoy guardando el secreto más grande que se puede ocultar a alguien.

PERDÓNAME…
Pero, cuando te vayas, necesito recordarte siempre tan valiente como ahora, siempre con tu mejor arma en esta lucha: la sonrisa y el buen humor.

PERDÓNAME…
Pero no puedo permitir que te rindas, aún sabiendo que ya no podemos ganar esta guerra.

PERDÓNAME…
Porque he intentado ser la mejor soldado en esta guerra, pero ganarla no está en mis manos, ni siquiera en las tuyas… ni en las de nadie.

PERDÓNAME…
Si alguna vez te fallé, no fue mi intención… Quiero verte ir orgulloso de mí, como lo estoy yo de ti en esta despedida.

02-03-2010
.

viernes, 9 de abril de 2010

¡Hasta siempre, mi capitán!

.
.
Mi querido capitán:

Han sido 20 meses de intensa lucha, hemos ganado batallas semana tras semana. Tu valentía, en la que tanto confiábamos, ha superado todas nuestras expectativas y nos sentimos orgullosas de que en ningún momento hayas barajado la posibilidad de rendirte. Pero el adversario era demasiado fuerte, había invadido gran parte del territorio cuando nos declaramos en guerra.

Con tu ejemplo, hemos aprendido a ser más fuertes, lo que nos servirá de gran ayuda a partir de ahora… a partir de tu retirada.

¡¡¡HASTA SIEMPRE, MI CAPITÁN!!!
.
(A partir del 28 de marzo de 2010 a las 16:20 horas)

miércoles, 17 de marzo de 2010

Mi nueva hucha


Cada día, al levantarme, meto en mi hucha una monedita de coraje y otra de fuerza; quiero tenerla llena para el día que necesite romperla.

viernes, 12 de febrero de 2010

No sé por qué me sorprende...


No sé por qué me sorprende… la vida nunca me ha puesto las cosas en bandeja y esta vez no iba a ser diferente.

En mi infancia y adolescencia, hubo años en los que no sentí tener una familia unida… ha pasado el tiempo y, ahora, sí lo estoy viviendo, quizá lo valore más porque antes no lo tuve.

En mi último año de colegio, vi como mis compañeros (los que siempre suspendían) sacaban un suficiente “pelao” y sus padres como premio por haber aprobado y pasaban al instituto, les compraban una moto… mientras yo, que siempre había sacado buenas notas, seguía a pie o en autobús porque mis padres no podían permitirse ese gasto. Tiempo después, poco antes de empezar en mi primer trabajo, ellos me la compraron y pagaron las letras hasta que yo pude hacerme cargo cuando me llegaron mis primeros “sueldillos”. Quizá por eso la valoré más que si la hubiera tenido antes.

Hubo meses, después de sacarme el carnet de conducir, en los que tuve que compartir coche con mis padres porque no me podía permitir comprarme uno nuevo. Llegó el momento en el que mis padres pudieron darme el empujoncito de salida para que pudiera comprármelo y así lo hice. Quizá por eso lo valore tanto, además de que en todos estos años mi Polo se ha portado muy bien conmigo.

Estuve años enganchando un trabajo con otro, buscando siempre alguno mejor mientras estaba en uno en el que no se me valoraba, en otro donde el encargado me amargaba mis jornadas laborales, en otro donde no sabía qué día iba a cobrar mientras los jefes se gastaban los ingresos, en otro donde mis funciones no me gustaban en absoluto… hasta que he llegado a estar en un empleo donde se me valora, mi jefe directo es el mejor que he tenido, me llevo bien con mis compañeros, cobro bien y puntualmente, y me gusta el trabajo que desempeño. Quizá por eso ahora esté tan a gusto y ya no piense en buscar otro mejor.

Me pasé años soñando con mi "casita de princesa": bonita, acogedora, tranquila… Cuando llegó el momento en el que me lo podía permitir económicamente, conseguí vivir en un piso donde la gran mayoría de los vecinos son escandalosos, incivilizados, insociables, guarros y morosos… así que el edificio es incómodo, está sucio, sin luz y lleno de defectos. He estado preguntándome durante dos años: “¿Por qué? ¿Mejorará esto? ¿Cuándo vamos a poder salir de aquí? ¿Tendremos algún día la posibilidad de permitirnos otra casa mejor?”. Pues hoy he sabido que sí, que esta vez tampoco va a ser diferente. Que tendré una casita independiente con tejado gris como a mi me gusta, con mi habitación abuhardillada como siempre me gustó, con chimenea en el salón como siempre quise tener, sin vecinos que molesten y no paguen, como he anhelado estos dos años, con la limpieza que yo quiera tener…

Esta vida que me ha tocado vivir, me ha enseñado que todo llega, pero siempre con un sacrificio o sufrimiento previo, para poder valorar las cosas cuando las tengo. Y, aun sabiendo que siempre ha sido así, todavía la vida hay veces que me sorprende.

lunes, 4 de enero de 2010

QUERIDOS REYES MAGOS (2)


Queridos Reyes Magos:

¿Os acordáis de mí? Os escribí una carta el día 4 de enero del año pasado. Os dejo aquí el link para que podáis hacer un poquito de memoria:

http://my-blue-moon.blogspot.com/2009/01/queridos-reyes-magos.html

Pues bien… yo no sé si es que estabais muy ocupados o es que no entrasteis a mi blog por aquellos días, pero la cuestión es que al final no me trajisteis lo que os pedí. Quizá sea que os hicisteis un lío con eso de las personas y los números… no sé, pero ya no importa.

La carta que hoy os escribo es para deciros que no hace falta que me traigáis lo que pedí hace un año, pues Papá Noel se os ha adelantado (luego no queréis que diga que lo prefiero a él…) y me trajo la noche del 24 de diciembre lo que había estado pidiendo durante tantos años. Por cierto, por si acaso se pasa por mi blog y ve este post, aprovecho para darle miles de gracias porque esta Nochebuena no la olvidaré nunca y decirle que el año que viene le seguiré esperando, como siempre, y que me encantaría que volviese a traerme el mismo regalo.

A vosotros… bueno, ya sabéis qué es lo que quiero. Sé que para cualquier persona es complicado encontrarlo, pero vosotros sois Magos ¿me vais a decir que no podéis?

Os espero impaciente…

Yo.

viernes, 1 de enero de 2010

¡¡¡ FELIZ 2010 !!!


Mis mejores deseos para vosotr@s en todos y cada uno de los 365 días del año que hoy empieza.

Muuuchos besos!
.

viernes, 25 de diciembre de 2009

EL MEJOR REGALO ESTE AÑO


Quisiera saber dónde venden salud para regalarte toda la que necesites… pero ninguno de mis allegados conoce el sitio. Se lo pediré este año a Papá Noel, que da la vuelta al mundo todos los años… o a los Reyes, que dicen que son Magos. Esperaré entonces impacientemente que llegue el día 25… o el día 6 de enero.

Te quiero.

14~12~2009

.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

¡FELIZ CUMPLE, PEQUEÑA BLUEMOON!

Sabes mejor que nadie que me acuerdo de ti todos los días. Hoy cumples un añito y he querido (y conseguido) estar contigo aunque sea por unos minutos. Hemos pasado muy buenos ratos juntas y eso no se olvida. No te preocupes, estoy haciendo todo lo posible para que todo vuelva a ser como antes, espero que sea pronto.

No te hago ningún regalo, pues sé que para ti el mejor es la compañía y las palabras de tus seguidores que, a pesar de todo, siguen por aquí…

Un besote enorme para ti y para
ell@s.

Estrella.
.

sábado, 3 de octubre de 2009

Cupido ha llamado a tu puerta

Cupido ha llamado a tu puerta, le has abierto y se ha quedado mirándote fijamente con sus ojitos azules. Ojalá que, cuando decida utilizar su arco, sea certero como lo ha sido otras veces, pero que esta vez te lance su mejor flecha: la del amor verdadero, la del amor correspondido. Si es así, no importarán distancias, ni cuánto tiempo lleváis cada uno en este mundo, ni las palabras de los demás, porque sólo oiréis las vuestras… ni las miradas de los demás, porque sólo tendréis ojos para vosotros.

Hoy me has hecho feliz, porque he sabido que cupido no se olvidó de ti, simplemente te dejó tiempo para estar contigo y ahora piensa que es tu momento, vuestro momento… Por eso esta ahí, en el quicio de tu puerta, mirándote con esos ojitos azules... ¿Lanzará por fin esa flecha?

No te preocupes, no voy a decir tu nombre porque, cuando lo leas, sabrás que es para ti. Sólo decirte que te quiero un montón y te deseo todo lo mejor, que ya va siendo hora. Eso sí, no me dejes un comentario en el blog porque te vas a descubrir y sabrán tu "nombre" y si eres masculino o femenina, jajaja.

Un besazo enorme.
.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Volveré...

- Quédate aquí, pequeña. Yo he de irme, pero volveré; con tu energía me ayudarás a conseguirlo. Confío en ti y en la ilusión que he puesto para poder llegar donde estoy ahora; aquí os quedais las dos, os dejo en buenas manos.
.

Se giró de espaldas a Neptuno, le dedicó una mirada de esperanza en los últimos segundos que reposó sobre su mano y la lanzó suavemente hacia atrás para que descansase bajo aquellas cristalinas aguas.

domingo, 2 de agosto de 2009

Un ángel llamado Leandro

El mes de agosto no empezó bien para Paqui. Como cada día, se dirigió al Super para hacer la compra. Una vez en el parking, metió las bolsas y su bolso granate con letras color crema en la parte trasera. Mientras tanto, un coche largo gris se le acercó y abrió la ventanilla. El conductor, un señor de entre 60 y 65 años con pelo corto algo canoso y tez blanquecina, le preguntó con acento extranjero por una “clínica para la pierna”. Paqui empujó la puerta de su coche, se acercó unos pasos y, dando a conocer su amabilidad, le explicó que justo la había dejado atrás en el camino. Aquel señor, parecía no haberse enterado muy bien y volvió a preguntar si la clínica era “para la pierna”; Paqui asintió nuevamente. El vehículo se alejó y Paqui entró en su coche para dirigirse a su trabajo. Cuando llegó, cogió las bolsas y… “¿El bolso? ¿Dónde está mi bolso?”. Entonces fue cuando se dio cuenta de que a aquel señor aparentemente inocente le había enviado el diablo, junto a otro@ “compañer@” amig@ de lo ajeno que, aprovechando el interés con el que Paqui le indicaba al conductor, abrió la puerta del lado contrario del coche y se llevó su bolso. Nerviosa, entró y le explicó a su jefa qué había pasado. Rápidamente, llamaron para bloquear la tarjeta bancaria y, seguidamente llamó a su hija.

Yo estaba terminando mi último ejercicio en el gimnasio cuando oí ligeramente el sonido de mi móvil entre la música a todo volumen del local. Lo cogí y lo miré: “Me llama desde el trabajo, ¡otra vez se ha vuelto a dejar el móvil en casa!”. Colgué, puesto que ella sabe que, cuando me llama desde allí, entiendo que se le ha olvidado el móvil y no es necesario que le descuelgue, y seguí con mi ejercicio. “Cuando salga del gimnasio, la llamaré”. Pero el móvil volvió a sonar… me pareció extraño y contesté, a pesar de que no dejan hablar por teléfono en la sala, porque intuí que algo pasaba.

- ¿Qué pasa? ¡Estoy en el gimnasio!
- Me han robado el bolso en el Super… lo dejé en el coche, un señor me preguntó por una clínica y cuando he llegado al trabajo ya no estaba.
- ¡¡¡Pero cómo se te ocurre dejar el bolso en el coche sin cerrar!!! ¡Desde luego…!
- Ya lo sé, ya lo sé… no me digas nada qué… -y se echó a llorar-.
- Vale, vale… no pasa nada, tranquila, no llores… -el corazón se me encogió e intenté rectificar la respuesta que le había dado la parte temperamental de mi personalidad-.
- ¿Puedes venir?
- Sí, sí… voy para allá.
- La tarjeta del banco está bloqueada, pero la otra y el móvil no.
- Vale, no te preocupes.

Le conté a JC, que también estaba allí, lo que había pasado. Me puse nerviosa y empezó un centrifugado de ideas de los míos. Mientras bajaba al vestuario, llamé al número de atención al cliente de la telefonía móvil y bloqueé la línea; el teléfono no me fue posible porque necesitaba el IMEI que estaba pegado a la caja, en casa. Me acordé entonces de que yo también tenía una tarjeta como la suya y miré detrás; ahí estaba el número para llamar en caso de robo y, mientras metía todo en la mochila, llamé para bloquear la otra Visa. Salí corriendo escaleras arriba y, al pasar por la salida, empezó a pitar. “¡La toalla!”, había olvidado dejarla en el vestuario porque no la había utilizado (por suerte no hacía calor en la sala y a penas había sudado… la ducha tendría que esperar un poquito). Le di la mochila a JC para que fuera metiéndola en el coche y bajé a dejar la toalla. Volví a subir corriendo, salí del gimnasio y me metí en el coche. Mientras íbamos a recoger a mi madre, aprovechando que conducía JC, la llamé para contarle los bloqueos que había realizado y que íbamos ya para allá.
Cuando llegamos, salió con llaves en la mano (lo único que le había quedado pues tenía la “rara” costumbre de no llevar las llaves en el bolso, lo cual se acababa de convertir en la “buena” costumbre, pues no tendríamos que cambiar los bombines de las cerraduras). Fuimos a la Policía Local del pueblo y nos indicó que tendíamos que ir a la Policía Nacional de Benidorm o a la Guardia Civil de Altea o de Benidorm. Decidimos ir al cuartel de la Guardia Civil de Benidorm, dado que por allí el aparcamiento podría ser más fácil. Pero la verja estaba cerrada y, desde dentro, un amable señor de mediana edad todo vestido de verde nos informó que, al ser sábado, estaba cerrado y que, de todos modos, allí sólo se encargaban de tráfico; debíamos ir a la Policía Nacional.
Por suerte, no había nadie esperando a hacer ninguna denuncia y quien estaba declarando salió pronto. Entramos y estuvimos explicándole a un joven todo vestido de azul oscuro lo que le había pasado y dándole los datos… bueno, más bien confirmándolos, porque Paqui estaba bien fichada ¡y eso que es buena persona! Cuando parecía que ya todo estaba redactado, el programa falló (según el agente) y se borró todo lo que había escrito. Yo dudé si había sido fallo humano pero, en cualquier caso, seguro que más le fastidió a él que todavía estaba sin desayunar, según decía. Volvió a escribirlo y, cuando imprimió la declaración para que la leyésemos, mi móvil sonó. Resoplé pensando que, fuera quien fuera, no era buen momento pero, cuando vi que el número era de un teléfono fijo de Altea, mi corazón se aceleró y mi intuición me hizo pensar “Alguien ha encontrado el bolso”. De los nervios, ni pedí disculpas por la interrupción y descolgué. Al otro lado apareció una voz amable, con acento brasileño que se disculpaba por su mala pronunciación del español. Dijo mi nombre y me preguntó si yo era hija de Francisca Herrera. Le dije que sí y continuó diciendo que se había encontrado un bolso en la urbanización Mascarat de Altea y que, al ver que tenía cosas dentro, pensó que había sido robado. Me contó que, después de buscar su teléfono fijo en la guía, había llamado tres veces a su casa pero no contestaba nadie. Entonces vio la tarjeta que hicimos JC y yo, había llamado a JC pero comunicaba y ahora me estaba llamando a mí. El corazón parecía que se me iba a salir del sitio. Mi madre y el policía se me quedaron mirando y fue cuando puse el altavoz para que escucharan la conversación. Me decía si queríamos quedar allí para darnos el bolso y explicarnos dónde lo había encontrado por si queríamos comprobar si había algo más. Desconfiada, miré al policía mientras le decía que si le era posible dejarlo en algún cuartel para ir nosotros a recogerlo. El policía asintió con la cabeza, dando el visto bueno a mi idea. Aquella persona me dijo que lo llevaría a la policía, pero que tendría que ser por la tarde porque su marido se había llevado el coche para ir a trabajar. Le dije que no había ningún problema y le pregunté si iba a ir a la Local; me contestó que no sabía, que los que tenían los coches verdes. Le pedí entonces que, por favor, me explicase dónde lo había encontrado para ir cuando pudiéramos. Me lo explicó, le agradecí todo dos o tres veces y colgamos. El policía nos aconsejó que no pusiéramos la denuncia todavía, que cuando tuviéramos el bolso, mirásemos lo que faltaba y entonces fuéramos a la Guardia Civil de Altea.
Con intención de hacer las cosas lo mejor posible, nos dirigimos hacia la Guardia Civil de Altea para contarles lo que había pasado y para anticiparles que alguien iría por la tarde a dejar el bolso de Paqui. Se quedaron con su nombre y con los números de móvil de JC y mío. Seguidamente, fuimos a llevarla de nuevo al trabajo y nos fuimos a casa.
La tarde pasó lenta para mí. Eran las 19:00 y no había sonado mi móvil. Llamé a Paqui… pero el teléfono lo cogió Paco: “Ya lo sé”. Me reí y le contesté: “¿Ya sabes que te hemos visto pasear por la playa de Poniente?”. Le habíamos visto en el camino de la Nacional de Benidorm a la Guardia Civil de Altea. Le habíamos ocultado todo, de nada servía llamarlo y alarmarlo a él también. “Sí, eso y todo lo demás”, contestó. Quedamos en que nos prepararíamos ya para salir los cuatro hacia Altea. Y así fue. Llegamos al cuartel y no sabían nada de “aquella mujer brasileña de voz grave” que iba a llevar el bolso. Entonces fue cuando decidimos llamarla para quedar con ella en un sitio público para que nos hiciese la entrega. Llamé al número que tenía registrado en mi móvil y rápidamente salió la misma voz al otro lado. Le dije que era la hija de la señora del bolso y me pidió disculpas por no haberme llamado todavía, pero no podría ir por la tarde al cuartel, seguía sin poder disponer del coche. Le dije entonces que si podíamos quedar en un local cerca de su casa y me dijo que sí, en la entrada del puerto de Campomanes. “Son las 19:53, ¿a qué hora quedamos? Me reconocerás enseguida, soy muy morenito de piel”. Me quedé a cuadros. Había dicho “morenito”, adjetivo masculino. Colgué con los ojos como platos: “Que me ha dicho que es morenito. Y su marido sigue teniendo el coche. Una, respeta mucho estas cosas, pero todavía no está acostumbrada”, reí comentándoles a todos. Nos fuimos, habíamos quedado a las 20:15.
Llegamos al puerto deportivo justos de tiempo. Yo estaba nerviosa, con el mismo miedo de todo el día, pues no me fiaba de que esto saliera bien; me extrañaba que alguien se tomara tantas molestias en localizarnos, querer entregarnos en mano el bolso y enseñarnos el lugar en el que lo encontró. Paqui y Paco fueron los primeros en ver al chico: era joven, delgadito, moreno de piel y muy simpático. Su cara, con sonrisa contínua, me tranquilizó de repente. Me sentí fatal por haber desconfiado de aquella manera, por no haber querido quedar por la mañana… una ya no está acostumbrada a encontrarse por la vida a buenas personas desinteresadas. Montamos todos en el coche y nos indicó hasta el sitio en cuestión. Nos dijo que no es que él fuese “cochino”, pero que había registrado todo intentando encontrar el teléfono de Paqui; había visto documentos, fotos, notas… Los demás soltamos una carcajada producida por la expresión. De vuelta al puerto, Paqui le preguntó cómo se llamaba: “Leandro”, contestó. Paqui le dijo nuestros nombres y, al oír el de Paco, dijo: “Ah! Tú eres el militar!”. Nuevamente una carcajada inundó el coche: había una foto que, cuando él estaba en la mili, le mandó a Paqui con una dedicatoria firmada. Cuando llegamos, le dimos nuestras tarjetas por si alguna vez nos necesitaba; no sabíamos cómo agradecerle tantas molestias. Nos dijo que estábamos en paz y se fue sonriente, feliz, satisfecho… aquel ángel había hecho bien su trabajo.

sábado, 18 de julio de 2009

Tu voz me da miedo

Tu voz me daba miedo
porque era fuerte,
rígida
y llena de desprecios.

Ahora, tu voz me da miedo
porque es débil,
relajada
y llena de silencios.

martes, 7 de julio de 2009

Viajero que anda incansable

Hace unos días, mi prima preferida (lo más parecido que tengo a una hermana, pero a distancia), me envió un e-mail diciéndome que unos meses atrás les había visitado en la facultad un chico que había viajado en patera y les contó su experiencia. Hace poco recibieron en su clase una carta de agradecimiento del chico por haberle escuchado y ella quería responderle con una poesía que me mandó primero a mí para que yo le dijese “lo que no me gustaba” (¡y dice que tardó 10 minutos en escribirla!). No pude decirle nada, pues me gustó mucho, tanto que le pedí permiso para compartirla con vosotros… ¿Qué os parece?

Viajero que anda incansable,
sin rumbo, sin puerto.
Por el mundo vas caminando,
fatigado y sin aliento.
Lejos de tu país,
en otros buscas consuelo.
Mil cosas que conseguir.
Mil sueños.
¿Quién puede entenderte?
¿Quién puede saberlo?
Con tu mochila al hombro,
con tu familia en el recuerdo.
Tú, viajero que luchas por una vida,
que luchas por un recuerdo,
de aquellos que no llegaron,
de aquellos que no vinieron.
Invencibles en la lucha,
son todos aquellos,
que una y otra vez se levantan,
cuando la vida los tira al suelo.
Contigo aprendemos,
y en la conciencia tenemos,
que no son tan duras nuestras vidas,
que no sabemos lo que tenemos.
Y en tu viajar, viajero,
esperamos tenerte cerca,
esperamos verte de nuevo.

M.R.C.H.

Estamos día sí y día no, viendo en las noticias cómo llegan en malas condiciones decenas de personas buscando una vida mejor (algunos se quedan en el camino). Casi estamos acostumbrados, pero cuando conoces a alguien que lo vivió y te lo cuenta, debe ser impresionante.

Besotes para tod@s.
.
NOTA ACLARATORIA: He recibido una pequeña riña por la expresión “mi prima preferida”. Por supuesto que a todas mis primas las quiero muchísimo, pero esta es "mi preferida” porque conviví con ella muchos de mis veranos de la infancia: dormimos juntas, hicimos trastadas juntas, nos comimos a escondidas los bombones de nuestra abuela y las golosinas del bar juntas, hicimos una cabañita de caña juntas… es sólo por eso, por eso también lo de “hermana”. Un besote a todas las demás, especialmente a las que también se pasean por mi rinconcito.

martes, 16 de junio de 2009

Mi ventana


Abrí aquella ventana de la que tanto me había hablado mi cuñado Luís y me asomé. Sabía que no iba a haber nadie ahí fuera; sólo quería “airear” mi cabeza, respirar hondo, desahogarme un poco. Era mi ventana y, a partir de entonces, la dejaría abierta para asomarme cada vez que lo necesitase, en la intimidad, cuando nadie merodease por ahí fuera pues, aunque a veces lo disimule muy bien, soy un poco tímida. Pero tuve un descuido y Luís me vio asomada a la ventana un día… y luego Inés… “Bueno, quizá no esté tan mal eso de que al asomarme haya alguien por ahí”- pensé. Empecé a pasearme por delante de las ventanas de l@s demás para ir conociéndol@s… y, agradecid@s, después ell@s me devolvían la visita.

Hoy hace justamente 6 meses que abrí mi ventana. Por eso hoy quería dedicar mis palabras a tod@s y cada uno de vosotr@s; especialmente a l@s que, cuando me asomo en mis días nublados, me obsequian con un ratito de su tiempo y me regalan los golpecitos de teclas de sus dedos, haciéndome ver de nuevo el cielo completamente azul.

Ahora ya no pienso que “quizá no esté tan mal eso de que al asomarme haya alguien por ahí”, sino que ahora sé que, si nunca hubiera alguien por ahí, ya no tendría sentido que Bluemoon dejase su ventana abierta.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS A TOD@S!!! Y perdonadme si últimamente no merodeo mucho por delante de vuestras ventanas, no son ganas lo que me faltan, sino tiempo; estoy estudiando la manera de ampliar por lo menos a 30 las 24 horas que tiene el día, pero aún no lo que conseguido.

Un besazo enorme para cada un@.


(Nada, que no hay manera de mantener la arroba y que no resalte la palabra!!!)

jueves, 28 de mayo de 2009

Mi conciencia tranquila

Quisiera tener intranquila mi conciencia,
pues, por la noche, cuando cierro los ojos,
acechan a mis sueños las grandes tormentas
que, al abrirlos, no consigo rememorar.

Quisiera tener intranquila mi conciencia,
para conocer exactamente los motivos
que llevan a mi mente a desahogarse
mientras intento, sin éxito, dormitar.

Quisiera tener intranquila mi conciencia
y ser yo la culpable de mi lucha interna,
para poder dar la solución definitiva
y, plácidamente, en mi cama, descansar.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Tal día como hoy...

Tal día como hoy, hace 14 años, tomé una decisión que pensé que sería para siempre: compartir el mayor tiempo posible de mi vida contigo. Yo era una inusual adolescente responsable y con los pies en la tierra, y vi en ti las características que hasta entonces había soñado que tendría el amor de mi vida. Fui muy feliz a tu lado.
Pero, como siempre digo, el tiempo pone todo en su sitio. Con el paso de los años, yo quería seguir “creciendo”, pero tú estabas muy cómodo así… veía que te quedabas en compañía de la monotonía mientras yo me iba alejando. En 7 años, la lista de mis características anheladas también creció; quise verlas en ti pero no las encontré. Yo ya no era feliz. Y, si no lo era, no podía hacerte feliz a ti. Tuve que tomar una de las decisiones más duras de mi vida: hacerte daño en ese momento para no hacerte más daño posteriormente. Aquella tarde saqué valor de donde no había. Lo sé, fue inesperado para ti y desde entonces, mi mente te ha pedido perdón mil veces y ha sentido castigos por los malos ratos que te hice pasar. Pero, 7 años después, sigo pensando que aquello que hice fue lo mejor para ti… y también para mi.
Ahora, cada vez que la casualidad hace que tu nombre llegue a mis oídos, me pregunto: “¿Habrá llegado ya su momento de ser feliz?”.

lunes, 11 de mayo de 2009

Test

Beatriz10, desde su blog "Más allá del arcoiris", me ha pasado este test. ¡Gracias por acordarte de mi!

Las reglas son:
1. Responder a las preguntas en tu blog.
2. Cambiar una pregunta que no te guste por otra inventada por ti.
3. Añadir una pregunta creada por ti.
4. Pasarlo a otras 8 personas.


Soy un poco vaguilla para estas cosas, pero por haberse acordado Beatriz10 de mi, lo he hecho. Las reglas dicen que hay que pasarlo a 8 personas pero a mi me gustaría que lo hicieseis todos los que pasáis por mi riconcito para conoceros un poquito más.

Bueno, ahí voy...
A) ¿Un lugar para relajarse? Las verdes montañas de Asturias, ya avanzada la primavera.
B) ¿Te echas la siesta? Muy rara vez, en fin de semana.
C) ¿Quién ha sido la última persona a la que has abrazado? A mi madre.
D) ¿Tu plato preferido para la cena? ¡Pizza! (y para la comida, también… mmm…).
E) ¿La última cosa que te has comprado? Un bolso negro (que luego he tenido que devolver por defectuoso, no tenían otro igual y ahora no encuentro otro que me guste. Para una vez que me decidí pronto en elegir...).
F) ¿Qué escuchas ahora mismo? De cerca, "Colgando en tus manos" de Carlos Baute y Marta Sánchez... de lejos, los ruidos de los coches.
G) ¿Tu estación del año preferida? Pues… no sé. La primavera no, porque la sangre altera. En el verano hace mucho calor y hay demasiada gente, tampoco. En invierno hace mucho frío y yo soy mu friolera, tampoco. Quizá el otoño (si no llueve mucho ni hace mucho viento, claro).
H) ¿Qué tienes en tu armario de baño? Colonia, champú, acondicionador, botecitos con restos de potingues, toallitas para la cara, un cepillo, una goma para el pelo...
I) Dí algo de la persona que te pasó este meme. Que me encanta la positividad que plasma en lo que escribe y las fotos de su blog.
J) Si pudieras tener una casa totalmente amueblada gratis en cualquier parte del mundo, ¿dónde te gustaría que estuviera? En Granada... o en Asturias.
K)¿Lugar favorito de vacaciones? Cualquiera que no sea Benidorm o algo similar.
L) ¿Cómo tomas el café? Solo, en taza pequeñita, muy cortito (concentradito) y con sacarina (no por mantener la línea, sino porque me gusta más así).
M) ¿Qué te gustaría conservar? Me gustaría conservar para siempre a mi alrededor a la buena gente que conozco.
N) ¿Qué querías ser de pequeñ@? Profesora; recuerdo que ponía a todos mis muñecos, unos al lado de otros, en el sofá y les daba clases.
O) ¿Qué estás leyendo ahora mismo? Ufff... tengo unos cuantos de libros a medias de psicología, el de "Los pilares de la tierra" de Ken Follet, "Las cinco personas que encontrarás en el cielo" de Mitch Albom, "Pero nos queda la palabra..." del Liceo poetíco de Benidorm...
P) ¿Cuál es tu marca preferida de jeans? Esta la cambio por: ¿Qué prefieres, cine o teatro? Teatro; me gusta más ver a los actores "en vivo y en directo".
Q) ¿Qué pieza de diseñador de ropa te gustaría tener (nueva o vintage)? Pues... vintage, pero no sé qué diseñador.
R) ¿Vivirías tu vida de otra manera a como la vives ahora? Hay veces que pienso que me gustaría perderme para siempre entre montañas verdes y tranquilitas, pero luego lo pienso fríamente y no estoy segura de que pudiera.
S) ¿Volverías a crear el blog? Por supuestísimo. Me encanta poder desahogarme en mi rinconcito y comunicarme con quienes lo visitan.
T) ¿En el armario de qué famosa te gustaría perderte? En el de Ágata Ruíz de la Prada, para pasarlo bien un rato, jejeje.
U) ¿Cual es la combinación de colores que más usas? Negro con cualquier color que no sea el rosa.
V) ¿Eres feliz? Depende de lo que signifique ser feliz.

Como os he comentado antes, me cuesta mucho hacer y colgar estas cosas... pero espero recibir la recompensa de que vosotros también lo hagáis. No voy a "nominar" a ocho, pues no sabría a quién elegir, así que lo dejo en manos de vuestra voluntad, jejeje.

Un besote a todos.

jueves, 30 de abril de 2009

Desbordada

Aquel verano me sentí desbordada y le pedí tiempo. Me sentía cómoda con él, pero el problema estaba en mí. Mi voluntad estaba anulada completamente, me había dejado llevar sin control y sentía que la situación se me estaba escapando de las manos. Necesitaba tiempo para recapacitar, para recuperarme, para reflexionar sobre qué era lo mejor para mi y actuar en consecuencia. Pensé que con un año sería suficiente; podríamos volver a encontrarnos, podría nuevamente sentir su piel sobre mi piel y no encontrarme mal conmigo misma.
Se acerca el tercer verano y creo que, una vez más, no voy a poder. Me miro al espejo mientras pienso en el reencuentro y sólo el hecho de imaginármelo me angustia. Sin embargo, tomo entre mis manos la foto de aquel último verano y, al contemplarla, recuerdo aquellos largos paseos juntos; la nostalgia intenta inundar mis ojos.
¿Qué me está pasando? ¿Por qué no soy capaz? ¿Por qué el tiempo, en lugar de acercarnos, nos aleja? Para qué engañarnos, es evidente… no puedo evitar ahogar mis penas en chocolate y este año tampoco me voy a poder poner mi deportivo conjunto de lycra celeste. Quizá el año que viene.
.

"Os deseo un relajante y delicioso fin de semana" (laaargo).
.

martes, 28 de abril de 2009

Más premios...

Para que no se me vayan acumulando y ya que le he cogido gustillo a esto… voy a repartir más premios. Esta vez me ha sido algo más fácil, porque he elegido todos los que más sigo (y me siguen) y los he repartido entre las dos listas, según me parecían que eran más acordes con cada premio (sus links los podéis ver en la lista de la derecha). Por riguroso orden de recepción:

¡GRACIAS BEATRIZ10!


He tenido que buscar en el diccionario online Portugués-Español para poder entender el premio, jejeje. Y ahora que sé que quiere decir “Mira que blog más fresco”, decirte que para refrescante, tu blog (http://siempremasalladelarcoiris.blogspot.com/) pero te he puesto en la otra lista porque este ya lo tienes.

Porque cuando tengo la mente saturada, entro en sus blogs y se me “refresca”, mis elegidos son:

* Alma perdida, de Yaiza.
* Desde mi rincón, de Clara.
* Atrévete a sonreír, de Soñadora.
* El blog de Silpana, de Ana.
* Moderato_Dos_Josef, de Josef.
* Aziwa, de Insthar.
* Unicornios Plateados, de Nel.la.
* Hay ideas que son…, de Jesús.
* Un país en la luna, de Natacha.
* El rincón del pensamiento, de Bastet.

Estas son las reglas:
1. Mostrar el sello Maneiro en tu blog.
2. Poner el link de quien te lo da.
3. Nominar a 10 blogs merecedores del premio.
4. Avisar a sus candidatos.
5. Publicar estas reglas.
6. Confirmar que los blogs indicados respetan el sello y las reglas.
7. Enviar una foto de un amigo/a para
olhaquemaneiro@gmail.com con los 10 links de los blogs indicados para la verificación. Si los blogs tienen el sello y las reglas correctamente, dentro de unos días recibirás una caricatura en P&B en cumplimiento de las reglas.

¡GRACIAS YAIZA!

Lo mío no es escribir historias inventadas, así que lo que habéis visto hasta ahora en mi rinconcito (y lo que seguiréis viendo) son letras que me salen del alma, ya sean inspiradas por mi día a día o por el día a día que observo en los demás. Lo hago para desahogarme y porque me gusta compartirlo con vosotros para conocer diferentes puntos de vista y recoger vuestros consejos. Lo que no me imaginaba es que iba a recibir un precioso premio por eso… ha sido de la mano de Yaiza (
http://alma-yaiza.blogspot.com/), que también escribe desde su alma:



Y ahora, por mostrar su alma en sus escritos (en todos o, al menos, en algunos), yo he elegido a:

* Y vuelta la burra al trigo, de Diávolo.
* Gotas de lluvia, de ella misma.
* Mi pluma de Cristal, de María.
* Sólo son palabras… de Eva.
* Sombra triste, de Calvarian.
* Almagriss, de ella misma.
* Paqui Herrera escribe…, de Paqui.

En este caso, los pasos a seguir son:

- Decir quien te ha concedido el premio, poniendo su enlace del blog.
- Elegir 7 blogs, poniendo los enlaces a su blog.
- Avisar a cada uno de ellos, en un comentario que se haga en su blog.

sábado, 25 de abril de 2009

Afrontando el desafío...

Tras estrujar mis neuronas al máximo en época de poca inspiración y habiendo superado efectos secundarios como sudores, tensiones, agobios, etc… al fin he podido sacar algo para poder afrontar el desafío que amablemente me propuso María en su precioso blog “Mi pluma de Cristal”, el cual os aconsejo que visitéis: http://miplumadecristal.blogspot.com/.
Pues bien… esto es lo que me ha costado tanto parir, poquita cosa y ni punto de comparación con lo que ella ha escrito (creo que colgó su poema para intimidarnos, jejeje). Espero que os guste:
.

Fusionaste amor y sexo con la finalidad de traerme al mundo. Unidas, superamos los nueve complicados meses de viaje pues, impaciente por naturaleza, quise aterrizar cuando tan sólo habíamos recorrido un tercio.
Hoy, a través de la pasión que nos une, la literatura, humildemente quiero darte las gracias una vez más por tus esfuerzos durante todos estos años para conseguir que fuera lo que ahora soy y agradecerte que, en esta nueva etapa, continúes ahí, como una espectadora más en el cine, pero siempre en primera fila, para seguir de cerca esta película de la que soy protagonista: mi vida.

Las reglas indican que sólo puedo desafiar a seis de vosotras (pero yo os animo a que lo hagáis tod@s, si os apetece):


El desafío consiste en que hay que escribir un cuento, un poema, una definición, un relato, que incluyan las palabras VIDA, AMOR, LITERATURA, SEXO, VIAJE, CINE; debiendo pasarlo a seis blogs de mujeres (si es posible), poniendo sus links y avisándolas.
.
¡Estoy impaciente por ver qué se os ocurre!
Un besote a tod@s.

lunes, 20 de abril de 2009

Mi reloj de arena


Quisiera ver en ti la ilusión de aquel entonces, cuando me explicabas las cosas “con manzanas” porque no me enteraba de lo que pasaba delante de mis narices.
Quisiera que esa ilusión la dibujases sobre mi, para volver a sentirla yo también.
Quisiera volver a ser Heidi para que tú volvieses a ser aquel Abuelo.
Quisiera haber podido detener los granitos de mi reloj de arena para que no llegasen a construir esta montaña que, día a día, me cuesta tanto escalar.

lunes, 13 de abril de 2009

¡Gracias Bastet!


Bastet ya estará diciendo que tengo muy poca vergüenza y que me he olvidado de aquellos tres regalitos que me dejó en Enero… ¡ni mucho menos! Me hizo muchísima ilusión porque eran los primeros que recibía y además fue una sorpresa porque no sabía ni que ella me leía. La cuestión es que en aquellos entonces yo llevaba poco tiempo en la blogsfera, había entrado en poquitos blogs y… ¡necesitaba 15 para premiar! Ahora ha pasado el tiempo y ya tengo blogs entre los que elegir… y los elegidos son:

*Y vuelta la burra al trigo de Diávolo: Porque me encantan sus poemas (aunque sean un poquito grises, ya van tomando color) y porque sé que tiene mucho más que mostrarnos.
*Desde mi rincón de Clara: Por su sorprendente manera de comprimir una historia en pocas palabras y dejarme con la boca abierta y la mente ocupada.
*Sólo son palabras…de Eva: Porque me encantan cómo salen de su mente las historietas cotidianas que nos cuenta.
*Mi pluma de Cristal de María: Porque me gusta mucho lo que escribe y cómo lo escribe, ya sea en poema o en prosa.
*El blog de Silpana de Ana: Porque me gusta su blog y porque hay un cachito del mundo que nos une.
*Atrévete a sonreír de Soñadora: Porque en cada cosa que escribe, aprendo algo nuevo y me encanta su blog.
*Gotas de lluvia de ella misma: Porque sus escritos salen de una mente adulta que vive en un cuerpo joven y por lo bien que canta (y porque también hay un cachito del mundo que nos une).
*Más allá del Arcoiris de Beatriz10: Porque intenta cada día llenarnos la vida de color con sus escritos y porque me explicó que “si la vida no me sonreía, tenía que hacerle cosquillas”.
*Unicornios plateados de Nel.la: Porque me gusta lo que escribe y lo que hace (esos vídeos me hicieron reír).
*Un país en la luna de Natacha: Porque con su blog “nos obliga” a pensar y contarle nuestras cosillas, y porque luego se toma su tiempo para leerlas y contestarnos. Y porque cuando “se explaya” (aunque sean pocas veces) me gusta cómo lo hace.
*La tacita de café de Enebea: Porque me encanta el café y cómo “los prepara” ella (y porque su blog es el único sitio donde le añado cucharaditas de azucar en lugar de echarle sacarina).
*Almagriss de ella misma: Porque me encanta cómo expresa lo que piensa y siente, y me gusta mucho su blog en general.
*Aziwa de Insthar: Este es 2x1 (dos blogs Aziwa), porque me encantan las descripciones que saca de cualquier cosa.
*Hay ideas que son… de Jesús: Porque me encanta cómo se expresa, en su blog y en los comentarios que me deja.
*El rincón del pensamiento de Bastet: Porque me gusta su blog y porque con sus regalos me dio un empujoncito para seguir con el mío, que estaba dando sus primeros pasitos.

He esperado demasiado tiempo y ahora se me han quedado blogs que me hubiera gustado premiar también… ¡y pensar que antes 15 blogs me parecían muchos! Perdonadme los demás, vuestros blogs también me gustan mucho (si no, no aparecerían vuestros links a la derecha y no os seguiría, jejeje). Eso sí, permitidme que incluya un premio “Honoris Causa” al blog Paqui Herrera escribe… de Paqui, porque he crecido leyendo sus poesías y, por lo tanto, también forman parte de mi, porque de ella he heredado esta “manía” de escribir lo que pienso y siento (y porque es la mejor persona que conozco y la “pesada” más maravillosa del mundo, jejeje).


¡GRACIAS A TODOS POR ENGANCHARME A LA BLOGSFERA!


Bueno, ahora os toca a vosotros. Si queréis seguir esta cadena, esto es lo que hay que hacer:

1- Aceptar, hacer que el Logo sea visible, respetar las reglas.
2- Hacer un link al Blog que te ha premiado.
3- Premiar otros 15 blog y avisarles.

lunes, 6 de abril de 2009

Sentir que aún queda tiempo


Quizá yo sea algo extraña, pero cada mañana, nada más abrir los ojos, me viene una canción a la cabeza que, la mayoría de las veces, se me queda todo el día. Lo gracioso es que no suelen ser de las que más se están escuchando en el momento en la radio o en las cadenas de música en televisión; suelen ser de hace tiempo. Vamos que debo tener en mi cabeza un disco “remember” de los 80’s y 90’s que se pone en marcha de manera aleatoria al empezar el día.

La cuestión es que llevo más de una semana despertándome con la misma canción, siempre las mismas estrofas en mi mente (no todas):

Abre la puerta, no digas nada,
deja que entre el sol.
Deja de lado los contratiempos,
tanta fatalidad
porque creo en ti cada mañana
aunque a veces tú no creas nada.

Abre tus alas al pensamiento
y déjate llevar;
vive y disfruta cada momento
con toda intensidad
porque creo en ti cada mañana
aunque a veces tú no creas nada.

Lo peor de todo es que, cuando llega el estribillo, se me coge un nudo en la garganta tan extenso que estruja mis glándulas lacrimales:

Sentir que aún queda tiempo
para intentarlo, para cambiar tu destino.
Y tú, que vives tan ajeno,
nunca ves más allá
de un duro y largo invierno.

Es posible que sea porque en estos momentos de mi vida, necesito sentir que aún queda tiempo para cambiar el destino de alguien muy cercano, sé que yo no puedo hacer nada, aunque quizá él sí pueda si sigue poniendo de su parte, pero últimamente lo veo un poco decaído. Qué ilusa, me estoy dando cuenta de que no se puede cambiar el destino, si alguna vez hemos creído que hemos podido cambiarlo es porque el primero realmente no era el destino.

Sólo me queda esperar que sea fuerte, que sus ánimos nunca flaqueen y que su destino sea el mejor posible.

domingo, 5 de abril de 2009

El egoísmo que se disfrazaba de generosidad

Hace años, conocí a la generosidad en persona. Disfrutaba haciéndole regalos a todos, costasen lo que costasen: llaveros, monederos, camisetas, zapatos, vestidos, maletas, abrigos, cámaras de foto, comidas, cenas, entradas para espectáculos, viajes sorpresa… Era feliz haciendo de cada ocasión una fiesta original: se rodeaba de duendes, de ibicencas, de hippies, de andaluzas… Claro está, que la buena marcha de su negocio (impulsada por sus implicadísimas empleadas) se lo permitía. Parecía increíble el incontrolado tren de vida que llevaba y, más increíble aún que, siendo ella la maquinista, invitara tan a menudo a subir a sus empleadas.
Pero la situación cambió, con tan mala suerte que todavía no le había dado tiempo a hacer un curso sobre “Cómo prever o adaptarse a las diferentes situaciones”. De un día para otro, ya no sólo no las invitaba a subir, sino que a algunas de ellas las iba dejando tiradas en la vía, con el inevitable riesgo de que otro tren de otro tipo de vida pasase sobre ellas.
Ahora ya no es maquinista (muy posiblemente porque le quede algo de conciencia) pero, desde el banco del andén donde llevo tantos años sentada observando, puedo darme cuenta de que sigue ahí, justo detrás de la puerta de la cabina, mientras sus incondicionales ex acompañantes sufren los retrasos inmerecidos a consecuencia de que ella continúe de polizón.
Desde mi banco, echando la vista atrás, me he dado cuenta de que ella no se sentía feliz al regalar porque así veía felices a los demás, sino porque se sentía bien ella misma, esperando que los demás se lo agradeciesen con hechos después.
Y ahora es cuando he comprendido que, hace años, conocí al egoísmo que se disfrazaba de generosidad.

viernes, 27 de marzo de 2009

Así empezó todo...


RIMAS Y LEYENDAS, GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Rima XXIII
[A ella. No sé...]
Por una mirada, un mundo;

por una sonrisa, un cielo;
por un beso... ¡Yo no sé qué te diera por un beso!

Así empezó todo...
La curiosidad de aquella niña que sólo leía los libros que le obligaban en el colegio la llevó hasta aquel libro azul con letras brillantes al que le faltaba la cubierta que protegía sus tapas. Lo tomó entre sus manos, abrió una página al azar y se encontró con la rima XXIII. No tuvo pereza para leerla, pues era corta, muy corta.

Al terminar, se quedó maravillada: unos versos sencillos a la vez que intensos, aunque se preguntaba por qué se llamaba rima si no rimaban. "¡Cuánto sentimiento!" - pensó - "Si alguien fuera capaz de sentir eso por mi, yo le daría la luna". Su curiosidad aumentó y quiso leer otra rima:

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Que es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

- ¡Vaya! Esta sí rima pero… ¿qué es una pupila? ¿por qué se la clava? ¿y cómo puede una persona ser una poesía? – se preguntaba la pequeña. Y abrió otra página para continuar leyendo, esperando encontrar otra que pudiera entender:

Los suspiros son aire y van al aire!
Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú adónde va?

Y siguió leyendo rimas más largas y sintió envidia de cómo aquel hombre podía escribir cosas bonitas, aunque algunas no tuvieran mucho sentido. Quiso escribir como él y empezó sus primeros pasitos escribiéndole poemas chiquititos a su madre, para decirle cuánto la quería, acompañados de algún que otro dibujito con colores. Aquella niña creció rápido, a la par que fue escribiendo. Probó con poemas a su primer amor… y más tarde siguió intentándolo con personas especiales de su familia… y su mejor amiga… y el resto de personas que le hacían feliz… y quien le hacía daño… y quien hacía daño a los demás… Pero nunca ha logrado acercarse a aquellos primeros poemas que vieron sus ojos (o sus pupilas, que al fin supo lo que eran). También ha dedicado miradas, pero no ha recibido ningún mundo… ha ofrecido sonrisas, pero no ha recibido ningún cielo… y ha regalado besos. Pero, si os fijáis por las noches, la luna sigue ahí porque todavía no se la ha dado a nadie, quizá el motivo es porque “poesía… no es ella”.

Ahora, continúa escribiendo “intentos” de poemas y también algo de prosa en su humilde blog. Y sigue llena de envidia sana al recordar aquel libro y al visitar los rincones de otros habitantes de la blogsfera.

jueves, 19 de marzo de 2009

Me llamabas Paquito

Sé que me llamabas “Paquito” antes de conocerme, cuando sabías que existía pero aún no habías visto mi carita. Lo sé porque oí por casualidad una grabación en cassette de aquel entonces. Pero, cuando llegué al mundo, te diste cuenta de que no era posible ponerme tu nombre, pues nací niña.
Ahora, noto que ya no te importa que no sea un varón y no me llame como tú porque, día a día (haciendo honor a mi nombre) intento iluminar vuestro camino juntos, gracias al cual hoy existo.
Quizá en algún momento del recorrido sentiste que no estuve ahí, pero he estado siempre. Fue un eclipse que ocurrió mientras tuve que poner toda mi energía para poder iluminar lo máximo posible. Nunca se borrará de mi mente aquel día que te vi por la calle pero alguna fuerza superior a mí me impedía llegar a ti. No me arrepiento de aquel eclipse porque era necesario y porque gracias a él me conocí más a mi misma, me di cuenta de cuánta luminosidad puedo llegar a desprender hasta casi quedarme sin energía.
Hoy, mi luz es tenue, cálida… Ahora recorro un camino paralelo que me permite seguir iluminando el vuestro, desde el que te observo a pequeña distancia a la vez que me siento orgullosa de la positividad con la que estás afrontando la prueba más difícil que te ha puesto la vida.
No olvides nunca que siempre estaré aquí, con mis energías recargadas, dispuesta a afrontar cualquier otro eclipse, sea cual sea su origen.

TE QUIERO…


FELIZ DÍA

miércoles, 11 de marzo de 2009

A quien madruga...

Dicen que a quien madruga, Dios le ayuda… Yo todavía eso no lo tengo muy claro (ni lo de Dios ni lo de la ayuda), lo que sí tengo claro es que quien madruga tiene más tiempo. Y yo, además de eso, recibo un regalo diferente cada día. No importa si madrugo voluntariamente o por obligación; si es para ir a trabajar, para ir al gimnasio o para irme de viaje; si me levanto con el pie izquierdo o el derecho; si me despierto de buen humor o con el “rabo revuelto”, como diría mi madre (aunque, de momento, no me he encontrado el rabo, ni revuelto ni sin revolver). Mi regalo siempre está ahí, esperando a que salga a la calle y lo recoja. Unas veces, sólo puedo recogerlo con los ojos y se pierde en mi mala memoria… otras, tengo la suerte de poder pararme, recogerlo con mi cámara de fotos y quedármelo para siempre. Sea como sea, al recogerlo, se me olvida si madrugué por obligación, si era para trabajar, si primero pisé con el pie izquierdo, si el rabo que todavía no me he encontrado estaba revuelto… simplemente me siento feliz de haber madrugado, pienso que ha merecido la pena y empiezo la mañana con positivismo.

Quería compartir algunos de estos regalos con vosotros. Evidentemente, no es lo mismo verlos en foto reducida que en persona, pero aquí os dejo unos cuantos (los que más me gustan). El último regalito es un recuerdo que cogí una tarde paseando por Malatascañas. Espero que os gusten.

Besotes.

P.D. Si pincháis sobre ellas, seguramente podréis verlas más grandes (quizá demasiado, jeje).