lunes, 14 de febrero de 2011

8


8… son los meses que hace que fui a verte, a darte ánimos aún no teniendo la certeza de que me estuvieras escuchando. Te dije que esperaba que te recuperases para verte bien la próxima vez que volviese… pero no me ha dado tiempo.

8… con esa forma era el nudo de mi garganta cuando mis pasos me llevaban por aquel pasillo hasta donde tú estabas, acompañada únicamente de la incertidumbre de cómo iba a encontrarte. Se me hizo difícil, pues nunca me gustaron los hospitales y cada vez menos. Pero salí contenta porque había estado contigo y con la ilusión de haber podido contribuir con mi granito de arena a que volvieras a estar como antes.

8… de este mes de febrero es cuando te has ido sin decirme adiós, cuando yo menos lo esperaba, cuando pensaba que mi granito de arena se había unido a otros muchos y habíamos conseguido que salieras adelante. Pero ahora sé que echabas en falta otros granitos de arena que para ti eran importantes y, quizá, eso te impulsó a marcharte.

8… como el símbolo vertical del infinito, donde ahora estarás con tu madre y, posiblemente, también te encontrarás a mi padre. Cuéntales de mi parte, que la distancia no es el olvido y que el tiempo no cura heridas sino que sólo las anestesia (o quizá ni eso).

8… otra vez ese nudo en mi garganta mientras te recuerdo, mientras escribo todo esto para que no se me quede dentro, mientras me acuerdo de aquella bufanda suave y calentita que he hiciste con tus manos… esa que me hará sentir cada invierno tu caluroso abrazo.


HASTA SIEMPRE, TITA ISABEL.
.

10 comentarios:

Panchu dijo...

Ella solo ocho meses para irse,nosotros mucho más para poder asumir sú perdida,seguro que sí está bien acompañada,muchos besos co todo mi cariño.

La buscadora perdida dijo...

Enormes sentimientos de un gran corazón, no dejes que esa montaña tan pesada lo aprisione y no permita salir lo bueno que esta por venir.
Porque si consigues transformar el dolor en una herramienta que te ayude a afrontar la vida, las piedras se convertirán en pétalos de flor.
Te mando un fuerte abrazo y un beso enorme.

apm dijo...

Siento lo de tu tía Blue... todas las despedidas -anunciadas o no-, tienen su punto de dolor, pero mira, tú misma lo has dicho y tienes razón, la distancia no es el olvido, ni el tiempo es olvido... yo creo sinceramente en ésto, e igual creo que cuando te pongas esa bufanda suave y calentita ella te estará abrazando, desde donde quiera que esté, sin duda te estará abrazando.

Un abrazo Blue, y un besote gordísimo

BlueMoon dijo...

Hola Panchu:
Tienes mucha razón, hacen falta mucho más de ocho meses para asumir la pérdida de alguien querido.
Muchos besos para ti también.

Juan dijo...

Siento mucho tu perdida, lo siento. Un superbesazo de animo.

Lucía dijo...

¡Vaya Blue, lo siento!

No es el olvido la distancia para aquellas personas que parten pero se quedan en el corazón.

Ánimo que el tiempo, como bien dices, suavizará heridas aunque el recuerdo siga vivo.

Un abrazo enorme y un beso fuerte.

Nel dijo...

Con esa bufanda de alguna manera tendrás siempre su abrazo.
Es cierto que duele la pérdida, pero espero que al final el tiempo haga su trabajo y sane esa herida.

Estoy contigo. Muchísimos ánimos.

Airblue dijo...

Luna Azul:
Tú luna, yo aire y las dos azules. Te acompaño en tu dolor. No sabes cómo te entiendo, todo es muy triste y solo el tiempo va paliando poco a poco la pérdida de alguien querido, pero como bien dices, nunca será suficiente y deja una cicatriz en nuestro corazón imborrable. La vida nos quita y a la vez nos da. Por mi profesión conozco muy bien la vida de un hospital, donde la lucha por salir adelante es contínua y la muerte no endurece a nadie, cuesta aceptarla, cuesta demasiado Blue. Yo perdí a mis padres en cinco meses y a mi hermano con tan solo 19 años y me niego a creer que me han dejado, reconforta pensar que siguen conmigo y no me importa que me llamen loca. Cada cual encuentra consuelo como puede.

Ánimo y un fuerte abrazo.

HADALUNA dijo...

No puedo añadir nada que mitigue la sensación de vacío que deja la marcha de alguien querido.
A pesar del tiempo, a pesar de todo siempre estará viva porque se que no la olvidáis.

Besitos dulces.

un Chiribi dijo...

Compartir es la fuerza que nos hace sobrellevar nuestras vidas con menor peso.
Solo te puedo ofrecer mi hombro y un sitio en mi corazon para que lo compartas conmigo.
Un abrazo.