viernes, 12 de febrero de 2010

No sé por qué me sorprende...


No sé por qué me sorprende… la vida nunca me ha puesto las cosas en bandeja y esta vez no iba a ser diferente.

En mi infancia y adolescencia, hubo años en los que no sentí tener una familia unida… ha pasado el tiempo y, ahora, sí lo estoy viviendo, quizá lo valore más porque antes no lo tuve.

En mi último año de colegio, vi como mis compañeros (los que siempre suspendían) sacaban un suficiente “pelao” y sus padres como premio por haber aprobado y pasaban al instituto, les compraban una moto… mientras yo, que siempre había sacado buenas notas, seguía a pie o en autobús porque mis padres no podían permitirse ese gasto. Tiempo después, poco antes de empezar en mi primer trabajo, ellos me la compraron y pagaron las letras hasta que yo pude hacerme cargo cuando me llegaron mis primeros “sueldillos”. Quizá por eso la valoré más que si la hubiera tenido antes.

Hubo meses, después de sacarme el carnet de conducir, en los que tuve que compartir coche con mis padres porque no me podía permitir comprarme uno nuevo. Llegó el momento en el que mis padres pudieron darme el empujoncito de salida para que pudiera comprármelo y así lo hice. Quizá por eso lo valore tanto, además de que en todos estos años mi Polo se ha portado muy bien conmigo.

Estuve años enganchando un trabajo con otro, buscando siempre alguno mejor mientras estaba en uno en el que no se me valoraba, en otro donde el encargado me amargaba mis jornadas laborales, en otro donde no sabía qué día iba a cobrar mientras los jefes se gastaban los ingresos, en otro donde mis funciones no me gustaban en absoluto… hasta que he llegado a estar en un empleo donde se me valora, mi jefe directo es el mejor que he tenido, me llevo bien con mis compañeros, cobro bien y puntualmente, y me gusta el trabajo que desempeño. Quizá por eso ahora esté tan a gusto y ya no piense en buscar otro mejor.

Me pasé años soñando con mi "casita de princesa": bonita, acogedora, tranquila… Cuando llegó el momento en el que me lo podía permitir económicamente, conseguí vivir en un piso donde la gran mayoría de los vecinos son escandalosos, incivilizados, insociables, guarros y morosos… así que el edificio es incómodo, está sucio, sin luz y lleno de defectos. He estado preguntándome durante dos años: “¿Por qué? ¿Mejorará esto? ¿Cuándo vamos a poder salir de aquí? ¿Tendremos algún día la posibilidad de permitirnos otra casa mejor?”. Pues hoy he sabido que sí, que esta vez tampoco va a ser diferente. Que tendré una casita independiente con tejado gris como a mi me gusta, con mi habitación abuhardillada como siempre me gustó, con chimenea en el salón como siempre quise tener, sin vecinos que molesten y no paguen, como he anhelado estos dos años, con la limpieza que yo quiera tener…

Esta vida que me ha tocado vivir, me ha enseñado que todo llega, pero siempre con un sacrificio o sufrimiento previo, para poder valorar las cosas cuando las tengo. Y, aun sabiendo que siempre ha sido así, todavía la vida hay veces que me sorprende.

18 comentarios:

BlueMoon dijo...

La señorita inspiración hace semanas que no quiere visitarme y, si lo hace, es con palabras grises que no me gustan. Pero quería colgar algo para apartar la carta de los Reyes Magos, que a saber ya dónde estarán.
Aquí os dejo algo que escribí hace un par de meses y que, además, os dará una pista de "la culpable" de que últimamente casi no aparezca por estos lugares.
No me olvido de vosotr@s.
Un besote.

moderato_Dos_josef dijo...

Si has logrado que tu vida sea así: buen trabajo, buena casa, ya tienes todo lo mejor para hacer de tu vida un pequeño edén.
Mis felicitaciones!

HADALUNA dijo...

Efectivamente todo llega cuando se sabe esperar, así que enhorabuena por tu casita, y ojalá consigas todo lo que te propongas.

Besitos, con-cuñailla.

BlueMoon dijo...

Pues sí, Josef, ahora sí siento que tengo mi pequeño Edén.
Gracias!

Hola Concuñá:
La verdad es que soy muy impaciente, pero no me queda otra que esperar a que sucedan las cosas buenas, jejeje.
Un besote, Hadaluna.

Soñadora dijo...

Son las cosas que logramos con nuestro esfuerzo, con mucha paciencia, que a veces se hacen esperar, las que disfrutamos a plenitud! Felicitaciones!
Besitos,

Panchu dijo...

La verdad que los reyes ya estan lejos ,pero me alegro por tu casita,"cuando tú estas a gusto los demas lo estan contigo"
besitos

Paqui dijo...

¡¡Ay, mi niña!!
Tu felicidad es la mía, y ya te tocaba.
Para mi es un sueño tenerte tan cerca. Te quiero.

Lucía dijo...

Aunque pensemos que no, todo llega, y, si nos ha costado conseguirlo lo valoramos mucho más.
Y felicidades poe esa casita de techo gris, seguro que tiene magia entre sus paredes.
Besos.

Juan dijo...

Me alegro de corazon que te este mejorando tu vida, y el ser impaciente no es malo pero sufriras mas por el paso del tiempo de ver que no llega lo que quieres. Un besazo.

princesa_ dijo...

Todo lo que anhelamos cuesta conseguirlo. Pero todo lo que perseguimos con ahínco llega.
Ese esfuerzo que siempre has hecho..ese esfuerzo siempre es el más valorado.
Me alegro por todo lo que has conseguido, aunque te parezca que tarda en llegar.
Un beso Blue..de una princesa_

Calvarian dijo...

No lo dudes cielo...aquello que más cuesta más se valora. EStoy convencido que en esa casa serás feliz...
Bésix con abrazo. Mucho ánimo

P.d. Gracias por comentar en "Más allá de los sueños"

Montxu dijo...

Hay veces que cuesta demasiado el tener un poquito.


Un beso.

P.d Gracias por pasarte y comentar en Más allá de tus sueños.

Elyam dijo...

BlueMoon?
Asi se llamaba mi banda...
Que buen post, me gusto mucho
Lindo blog, besos.
Te sigo...

apm dijo...

Ole, Ole y Ole... !Blue, que bonitas palabras, que maravillosa entrada, que dulce, que sincera, que auténtica y que genial!, genial es poco, absolutamente deliciosa y absolutamente genialisima, -como decimos por aquí: divinísima de la muerte-, !bravo por mi Blue!, !bravísimo!.
Sí señora, hay gente a la que la vida parece sonreirles y tienen mucho de todo y desde siempre, otra cosa es que con tanto, sepan valorar en verdad las cosas, que suele ser que no, y, hay otras en cambio, que van poquito a poco consiguiendo cosas por su propio esfuerzo, con sus sacrificios, lógicamente, esas personas valoran más lo que consiguen, y, además, tienen muchísimo más mérito porque lo han conseguido por ellas mismas y con su esfuerzo: por eso he comenzado este comentario con tres oles como tres soles de grandes, -merecidísimos Blue, merecidísimos-.
Yo también recuerdo esas caminatas y autobuses hasta el insti, y esos compañeros mios que tenían una vespa roja que era la ilusión de mi vida, solo por aprobar... yo, jamás la tuve, y, cuando empecé a trabajar y pude comprármela, ya se me había pasado el arroz para las vespas. Lo mismo te digo cuando me independicé de mis padres !en la de pisos que he vivido de alquiler hasta que logré comprarme uno!, luego, ese -que estaba cerquísima del aeropuerto pero lejísimos de todo- lo vendí y me compré otro en un barrio de la ciudad, de allí, a otro un poquito mayor... y así vamos, poco a poco, !como te entiendo!, yo, soy también de las del poco a poco y saborear lo conseguido.

Un besote corazón, uno de esos gordísimos y bien sonoros

Juan dijo...

Hola, espero que estes bien. Un besazo.

BlueMoon dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestras visitas, a pesar de que estoy un poco desaparecida.
Un besote muy grande.

Amanecer* dijo...

Hola preciosa, gracias por encontrarme.
Me alegra enormemente que las cosas aunque te cuesten, las estés consiguiendo, esas son las que verdaderamente merecen la pena, las que nos hacen trabajar duro para conseguirlas.
Un besito cielo, y sigue adelante, pero quiero verte mas por aqui.

Muackkk.

Vanessa dijo...

Bueno, lo que importa es q al final lo conseguiste.
Ya lo decían..."ningún camino fácil te llevará a algo que merezca la pena".
Bonito blog!
Un saludo.