jueves, 25 de noviembre de 2010

Lo prometido es deuda... y lo hizo.

Nunca pensé que el nervio óptico estuviera directamente conectado con el lóbulo de la oreja izquierda. Pero lo estoy poniendo en duda desde el día 29 de octubre de 2010, que recibí una agradable y esperada visita que se prolongaría casi una semana.
Así fue su saludo: dos besos y un tirón doble de oreja que me había prometido justo un mes antes. Aquel gesto jocoso aparentemente inofensivo debió activar de algún modo mi mecanismo ocular (que andaba un poco dormido en los laureles) porque, desde aquel momento, empecé a fijarme en aquellas pequeñas-grandes cosas que hasta hacía un tiempo animaban mi día a día.
Lo primero que vieron mis ojos fue una graciosa luna azul “blue moon” traída directamente de un pueblo de la tierra que me vio nacer.
A partir de ahí, todo está yendo rodado… lento pero rodado.
Y es que, como bien dice Alejandro Sanz en una de sus canciones:

Hay un universo de pequeñas cosas que sólo se despiertan cuando tú las nombras. Todo lo que es bello está esperando tu mirada. […] Hay un universo hecho de pequeñas cosas que vuelan sobre tu cabeza si las soplas.[…]

Así que sólo puedo decir:
Gracias, tita “Panchu” por aquel tirón de orejas, por tu compañía aquellos días (y por tu compañía a distancia el resto del año) y por la lunita azul malagueña. Un beso enorme.


13 comentarios:

Juan dijo...

Eich, que bonita luna y azul. Un besazo.

Insthar dijo...

jopetas, que chula¡¡¡¡ un besito y por cierto ,espero que en breve , nos echemos unas risas frente a un buen chuleton ...que os parece?????
jijiji
Un besote

Lucía dijo...

Pues es una luna preciosa. Si encima, desde entonces, todo está yendo rodado seguro que tiene algo de mágica:)

Un beso fuerte, Blue.

Amanecer* dijo...

Muy bonita luna.
Me alegra verte por aquí de nuevo, y más verte animada.

Un abrazo.

HADALUNA dijo...

Qué linda esa lunita.
Enhorabuena a las dos por ese encuentro.
Mil besos.

beker dijo...

La luz siempre tiene la magia de los grandes acontecimientos. Saludos

Paqui dijo...

¡¡Qué sorpresa tan bonita!!
Deseo que te de, mucha suerte la lunita.
Aquí con lo que escribes y oyendo el disco de Sergio Dalma...Delicia para los sentidos.
"Sólo tienes que mirar, sólo tienes que soplar". Te quiero.

Soñadora dijo...

Bluemoon, tal parece que ese tironcito de orejas fue lo mejor que te pudo ocurrir, casi sin darte cuenta asoma nuevamente la ilusión!
Besitos y un lindo fin de semana!

Panchu dijo...

¡Y ahora que digo yo!Si mire como otros dias pensando que no habia nada ,y mira lo que encuentro,gracias guapa,me alegro,me alegro que el tironsillo sirvira para algo tan bonito,muchos besos

moderato_Dos_josef dijo...

preciosa dedicatoria.
que todo te vaya de maravilla.
Un abrazo.

Jesús dijo...

Pequeñas cosas que pueden ser tan importantes para algunos...
Un balón de oxígeno, una sonrisa que da sentido a una vida en un determinado momento.

Pequeñas lunitas azuladas... Un besito

José Manuel dijo...

Me alegro mucho de que esa Luna Azul te hiciera un guiño. Porque no te engañes que ese tirón de orejas en realidad es un guiño encargado por la mágica Luna. Mírala cada día y sigue recargándote de esas energías que cada noche envía.

Un abrazo.

José Manuel

Nel dijo...

Éste aún me ha gustado más (te he comentado abajo también).
Me alegra que te sientas así y que regrese Bluemoon.
No soy quién para hablar de ausencias, porque yo he estado ausente mucho tiempo, pero se notan...

Un abrazo muy fuerte!