domingo, 4 de enero de 2009

Queridos Reyes Magos



Queridos Reyes Magos:

Ante todo, disculpadme por haber dicho durante tanto tiempo que prefería a Papá Noel porque venía antes… Me he dado cuenta de que, en realidad, no viene antes, es que no viene. Imagino que a estas alturas de la vida me conoceréis y sabréis que no soy materialista; quizá ese sea el problema de que Papá Noel no puede conseguirme lo que le llevo pidiendo desde hace aproximadamente 20 años. Siempre he pensado que las Navidades son para que las familias pasen más tiempo unidas, pasándoselo bien, con la excusa de comer o cenar juntos. Viendo, desde pequeña, que estos requisitos no se cumplían, decidí pedírselo año tras año a Papá Noel después de haberme portado lo mejor que podía durante los 12 meses anteriores. Confiando en que lo conseguiría y, puesto que vosotros venís después de esas fechas, nunca os lo he pedido. Pues bien, se me ha acabado la paciencia; una vez más, Papá Noel no ha aparecido por aquí este año y me he portado mejor que nunca:

- En mi trabajo me hicieron indefinida, será porque me he portado bien ¿no? Además, este no lo voy a dejar como los demás, pues estoy a gusto.
- Me he independizado, como debe hacerse a ciertas edades.
- Me porto bien en casa, tanto económicamente como colaborando en las tareas.
- He sido generosa, dando mi brazo a torcer en cierto asunto que conoceréis, esperando que todo salga bien definitivamente.
- Intento ser amable con la gente, incluso cuando no se lo merecen.
- He amadrinado a una niña (ya sé, hace tiempo que dije que quería hacerlo, pero ha sido este año cuando al fin he podido).
- Y algunas pequeñas cosas que ahora mismo no vienen a mi mente pero que, si tenéis buena memoria, os acordaréis vosotros.

En fin… qué os voy a contar que no sepáis ya. La cuestión es que somos pocos, pero nunca hemos podido cumplir “esos requisitos” todos a la vez, cada uno por sus motivos. Para que me entendáis: si ordenamos a “esos pocos” por fecha de nacimiento, al principio los requisitos no se cumplieron por la persona 3. Una vez solucionado el tema, que costó bastante tiempo, a la persona 1 no le era posible. Total, que al final ha pasado esta Navidad y nada. Ahora parece que dicha persona sí tiene la posibilidad, por lo que se me ha ocurrido celebrar vuestro día en nuestra casa, pero la persona 4 no está por la labor. Menos mal que las personas 2, 5, 6 y 7 no hemos tenido inconveniente en ningún momento y esto lo hace un poco más fácil (al final voy a pensar que es cuestión de edad, cuando uno se va haciendo mayor… ya se sabe).

Por todo esto, queridos Reyes Magos, aprovechando que las letras por Internet llegan pronto y, puesto que sois 3 y tendréis más “magia”, os pido que hagáis realidad el regalo que pacientemente he estado esperando. Os prometo que, si es así, volveré a creer en vosotros.

Sinceramente…

Yo.

6 comentarios:

CALVARIAN dijo...

Los reyes no existen, no sé si lo sabes.Yo les pedí algo muy importante para mi, hace dos años y medio, y nada, todos esos números de personas no ayudaron lo suficiente. El año pasado por estas fechas me ilusioné con un proyecto y tampoco me ayudaron esos números de personas. Por eso no creo en los reyes, pasan de mi, cuando los necesito y luego intentan(ya no consiguen) convertirme en el número malo. Hace tiempo que no se lo consiento. Disfruta de tus números, yo, quizá hasta pueda leer algo, no me han dejado en todo el fin de semana. Este número no está para ciertas cosas. Lo siento

BlueMoon dijo...

CALVARIAN, tú no estás entre esos números, no sé por qué te has sentido aludido (quizá sea uno que se parece a ti) y, si te fijas bien, en ningún momento se dice que alguno de ellos sea malo.
Respecto a lo de los Reyes, quizá no le has escrito claramente la carta; o la has escrito y no la has enviado; si la has enviado, debería haber sido certificada, para asegurarte de que les llegase, pues es posible que no se la hayan entregado.
Respecto a lo de "los números de persona", el mundo no gira alrededor de nadie en concreto, muy a pesar de algunos. Además, no todo puede ser dicho y hecho, y mucho menos si no se ha "dicho" claramente. Ya somos mayorcitos para estar siempre intentando tirar la pelota en el tejado de los demás; fíjate bien de una vez que siempre está en el tuyo, mientras no te des cuenta, el resultado que vas a obtener siempre va a ser el mismo (quizá ninguno). Por ponerte un ejemplo sencillo ¿Has pensado en comunicarle a los que "no te han dejado leer" que querías hacerlo?¿Has probado a cambiarte de sitio si de verdad querías leer?

Eva dijo...

Y si creyeras primero antes de pedir nada? quizá así hagan realidad tu sueño. Yo sólo creo en Papa Noel, Calvarian lo sabe de sobra, los Reyes me parecen 3 tiparracos antipáticos con demasiados criados alrededor.
Besitos y feliz noche.

Enebea dijo...

Espero que puedas volver a creer, que hayan cumplido tus deseos.

Gracias por tu visita a mi blog.

Me he tomado la libertad de "copiarme" el aviso que tienes sobre las fotos que cuelgas en tu página. Lo he tuneado un poco, pero he pensado que era una idea genial.

BlueMoon dijo...

Hola Eva y Enebea! Gracias por visitar mi blog, los vuestros me encantan, por eso me he hecho "públicamente" seguidora. Creer, no sé si podré creer en los Reyes Mayos (ya veré el año que viene, jejeje) pero, aunque no me trajeron lo que pedí (quizá porque no estaba en sus manos), fue un día especial que no olvidaré. Espero que también se hayan portado bien con vosotras.
Enebea, como autora que soy del aviso, te voy a denunciar por copiar la idea, jajaja. Es broma, no eres la primera que lo copia y no tengo ningún problema en que lo hagáis. Al contrario, me gusta que os parezca buena idea.
Besotes.

Paqui dijo...

Para mi también fue un día especial,pasé una tardes muy a gusto. La Cabalgata de Reyes también, no por el desfile en sí, sino por la compañía. Besotes.