martes, 3 de febrero de 2009

Añorado hermano

Añorado hermano:

¡No sabes cuánto te he echado de menos durante estos años! Me he acordado muchas veces de ti: unas, alegrándome de que no estuvieses para no tener que vivir conmigo mis peores penas, que también serían las tuyas; otras, lamentándome por no poder contarte en persona mis mayores ilusiones. En ambas situaciones, siempre he echado en falta tu abrazo.

En todo este tiempo, he tenido que aprender a soportar las desavenencias entre Mamá y Papá y a sobrellevar sus “pausas” (a veces incluso actuando de “negociadora”). Ahora parece que, más o menos, todo está en calma… pero sigo ojo avizor; la vida me vuelto muy desconfiada.

Ahora los observo un poco de lejos, pues hace un año que JC y yo nos independizamos. Estamos viviendo a unos tres kilómetros de su bungalow, en un piso de una zona tranquila de La Nucía. Que la zona sea pacífica, no quiere decir que los vecinos del edificio también, pero ya sabes que no hay nada perfecto. Al menos tenemos nuestra casita, con los muebles escogidos con ilusión a nuestro gusto. ¡Cómo me gustaría que estuvieras aquí para verlo!

Otra cosa que no te he contado es que, después de varios empleos en malas condiciones y jefes nefastos, he terminado en un trabajo en el que estoy a gusto. Estoy muy contenta por estar en un departamento que me gusta, con un horario bueno y un jefe genial ¡y hasta me han hecho indefinida a los 6 meses! Además trabajo con JC, pero no te preocupes, nos llevamos bien y somos buenos compañeros.

Referente a lo de tener un sobrinito para ti… está un poco complicado. Quizá si la vida fuera un poco diferente… No me gustaría traerlo a un mundo donde, por lo general, los que más “tienen” son los que más “valen”. Donde los adolescentes no respetan a nada ni a nadie, incluso desde que eran niños. Donde hay que andar con pies de plomo y no fiarte de la gente, hasta que te demuestre que puedes hacer lo contrario. Donde, tal como están las cosas, no podría darle todo lo que necesitase para evitar que se sienta diferente o que lo traten de manera diferente. Todo es muy distinto comparándolo con hace unos años… y cada día más.

Por todo esto, hemano, tengo sentimientos encontrados: desear tu presencia y alegrarme por tu ausencia. Pero, en lo más profundo de mi corazón, sólo encuentro esta frase egoísta:

“Mi querido hermano mayor, ¡ojalá hubieses existido!”

15 comentarios:

Calvarian dijo...

Tener hermanos...Deseas lo que no tienes...Pero para eso estoy yo... para regalarte para siempre a JC (sin derecho a devolución por producto defectuoso) y si quieres una temporada al Insistión pués también. Por regalar hermanos que no quede jejeje. Me siento tan generoso...jijiji.Verás que pronto prefieres estar sóla

Besix

Paqui dijo...

¡Bueno, bueno!, Ha sido un impacto leer esta carta, porque en realidad, es eso, una carta a alguien que en mi también provoca el mismo sentimiento.
Si supiera expresarte lo que he sentido...
Ha sido muy emocionante, pero al final he tenido que reirme con el comentario de Calvarian ¡Ten hermanos para eso!jajaja.
TQ. Un besote fuerte.

BlueMoon dijo...

Calvarian, yo quería un hermano mío (de mi sangre, con mis apellidos...), no el de los demás... cada uno que apechugue con lo suyo, jajaja. Y no te quejes, que por lo menos te he descargado de un hermano, pero no puede ser hermano mío.
Un besote.

BlueMoon dijo...

A la madre del que podría haber sido mi hermano y no fue:
Esta carta la tenía escrita hace tiempo, pero la he retocado un poco para actualizarla a fecha de ayer. Si hubiera sido a fecha de hoy, después de leer el comentario de Calvarian que regala a sus hermanos, no la hubiera escrito... ¿y si hubiera tenido un hermano mayor que me quisiera regalar? Para eso no quiero un hermano.
Un besote mu gordo.

Calvarian dijo...

Nunca aprecias mi generosidad. Pero está claro que eres hija única.

woman in love dijo...

tengo hermanos y hermanas y es cierto que sabría que hacer sin ellos

precioso texto

besos

Bastet dijo...

¡Muy bonita carta! Yo tampoco tengo hermanos y aunque a veces los he echado en falta, otras muchas veces me he alegrado de ser hija única.

Me di cuenta de que los hermanos deben buscarse. De hecho ¡yo ya tengo hermanos! Cualquier persona que para ti sea especial, quieras mucho y comparta lo mismo contigo es tu hermana. ¡Búscala! ¡Seguro que la encuentras!

Muchos besos :)

Natacha dijo...

No siempre los hermanos son hermosos y queridos. A veces es mejor no tenerlos.... son personas y hay de todo, como en botica.
Un beso, linda
Natacha.

BlueMoon dijo...

Woman in love:
Gracias por tu visita. Voy a pasearme un poquito por tu blog, que no lo conocía.
Besos.

BlueMoon dijo...

Hola Bastet!
Qué bien volverte a ver por aquí! Todavía tengo pendiente colgar tus regalitos y el listado de mis blogs preferidos.
Tienes razón... lo más parecido que tengo es una prima a la que quiero mucho y es muy especial para mi; pero... es mi prima! Seguiré buscando, jejeje.
Besotes!

BlueMoon dijo...

Hola Natacha!
Es cierto lo que dices... conozco hermanos que no se llevan bien o que simplemente no se llevan. Ccuando me fijo en ellos es cuando pienso que quizá sea mejor ser hija única. Siempre pienso que todo tiene su lado bueno y su lado malo.
Gracias por pasarte por aquí. Me encanta tu blog!
Un besote.

MARIO ALONSO dijo...

Hola!!! Hay en mi blog un premio para todos mis amigos, espero que pases a recogerlo si quieres, y que te guste.

Un beso.

BlueMoon dijo...

Muchas gracias, Mario! Lo acabo de recoger, estoy orgullosa de ser inquieta, jejeje.
Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

ha sido un impacto para mí leer esta carta. Sobre todo porque yo tuve un hermano mayor y murió. Sé lo que es tener un hermano mayor, lo que es quererlo con toda el alma, lo que es haber vivido aventuras con él, y también sé lo que es echarlo de menos... tu carta me ha gustad mucho, me ha traído recuerdos, y es un buen relato. me gusta haberte encontrado, por ello me llevaré tu link, así sabré volver de nuevo. Un abrazo de josef.

BlueMoon dijo...

Bienvenido, Josef!
Me alegro mucho de que te haya gustado mi carta.
Tu comentario me ha hecho ver otra posición que no había tenido en cuenta y que, por supuesto, es peor que la mía: haber querido a un hermano mayor y que la vida te lo haya quitado.
Estoy encantada de que te hayas llevado mi link. Yo también visitaré tu blog, la primera impresión ha sido buena.
Un abrazo.