viernes, 27 de marzo de 2009

Así empezó todo...


RIMAS Y LEYENDAS, GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Rima XXIII
[A ella. No sé...]
Por una mirada, un mundo;

por una sonrisa, un cielo;
por un beso... ¡Yo no sé qué te diera por un beso!

Así empezó todo...
La curiosidad de aquella niña que sólo leía los libros que le obligaban en el colegio la llevó hasta aquel libro azul con letras brillantes al que le faltaba la cubierta que protegía sus tapas. Lo tomó entre sus manos, abrió una página al azar y se encontró con la rima XXIII. No tuvo pereza para leerla, pues era corta, muy corta.

Al terminar, se quedó maravillada: unos versos sencillos a la vez que intensos, aunque se preguntaba por qué se llamaba rima si no rimaban. "¡Cuánto sentimiento!" - pensó - "Si alguien fuera capaz de sentir eso por mi, yo le daría la luna". Su curiosidad aumentó y quiso leer otra rima:

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Que es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

- ¡Vaya! Esta sí rima pero… ¿qué es una pupila? ¿por qué se la clava? ¿y cómo puede una persona ser una poesía? – se preguntaba la pequeña. Y abrió otra página para continuar leyendo, esperando encontrar otra que pudiera entender:

Los suspiros son aire y van al aire!
Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú adónde va?

Y siguió leyendo rimas más largas y sintió envidia de cómo aquel hombre podía escribir cosas bonitas, aunque algunas no tuvieran mucho sentido. Quiso escribir como él y empezó sus primeros pasitos escribiéndole poemas chiquititos a su madre, para decirle cuánto la quería, acompañados de algún que otro dibujito con colores. Aquella niña creció rápido, a la par que fue escribiendo. Probó con poemas a su primer amor… y más tarde siguió intentándolo con personas especiales de su familia… y su mejor amiga… y el resto de personas que le hacían feliz… y quien le hacía daño… y quien hacía daño a los demás… Pero nunca ha logrado acercarse a aquellos primeros poemas que vieron sus ojos (o sus pupilas, que al fin supo lo que eran). También ha dedicado miradas, pero no ha recibido ningún mundo… ha ofrecido sonrisas, pero no ha recibido ningún cielo… y ha regalado besos. Pero, si os fijáis por las noches, la luna sigue ahí porque todavía no se la ha dado a nadie, quizá el motivo es porque “poesía… no es ella”.

Ahora, continúa escribiendo “intentos” de poemas y también algo de prosa en su humilde blog. Y sigue llena de envidia sana al recordar aquel libro y al visitar los rincones de otros habitantes de la blogsfera.

13 comentarios:

Insthar Malar dijo...

No se si seras poesia, pero lo que esta claro es que la llevas dentro.....junto con una ternura y sensibilidad que me incitan a la paz.Me ha gustado mucho .....
La luna, gran guerrera pues aunque muchos amantes la quieren quitar de su sitio ,ella ahi sigue..jeje.
UN besito

BlueMoon dijo...

Hola Insthar!
Me alegro de que te haya gustado.
Jajaja, sí, de momento la gran guerrera ha ganado todas las batallas y sigue en su sitio...
Un besito.

Paqui dijo...

Eres "poesía, sentimiento, ternura"
Y eres capaz de escribir lo que quieras, soy testigo de ello.
Me lo he leido de un tirón, sin respirar.
Te digo como Inshtar, la poesía la llevas dentro, y poco a poco la dejas ver. Todavía tengo la garganta oprimida. Te quiero.

BlueMoon dijo...

Oy, oy, oyyyyy... ¿no será amor de madre? Jejeje.
Un besazo.

DIAVOLO dijo...

Amiga... te lo diré sinceramente y desde lo más profundo del corazón: no tienes nada que envidiar a nadie. Tu mundo es mágico en sí mismo, vales muchísimo, escribes de maravilla, sabes transmitir... y además, escribes desde dentro, eres auténtica, eres... simplemente tú. ¿Qué más quieres? A mí particularmente, me encantas.

Yo nunca leí a Bécquer, ya ves... y a los 33 años empecé a escribir amagos de poesía. Tampoco me acerco ni me acercaré nunca a gente que leo por aquí, y en ocasiones me siento muy chiquitito... pero al final valoro que lo que hago me gusta, y no tengo más espectativas que sentirme bien con ello, y compartirlo con la gente que, como tú, se toma la molestia de dedicar un ratito a pasar por mi casa.

Tú me inspiras, mucha gente de aquí me inspira... y me motiváis para seguir adelante. Eso sí que es bonito.

Un beso muy fuerte.

Clara dijo...

Cuando escribes sabes hacer llegar tus sentimientos, tienes una sensibilidad especial y eso... es poesía.
Un besazo,

Calvarian dijo...

Seguramente fue el destino el que te llevó al libro y ese fue uno de los momentos de inflexión en tu vida. Me alegro que sacara de ti aquello que no sabías que existía.
Besix

Yaiza dijo...

BlueMoon, acabo de entrar por primera vez en tu blog y me pareces genial. Cada uno escribe segun le dicta sus sentimientos, ni mejor ni peor, así lo veo yo.
Distinto es que a unos les guste mas que a otros, pero ante todo abre tu corazon y escribe lo que te dicte. A mí si me ha gustado y mucho, creo que tienes mucho que afrecer.
Un abrazo.

ALMAGRISS dijo...

Guapisima, sigue intentándolo, porque esos intentos son tu poesía, aunque tú misma no lo sepas... y no suspires de envidia (sana) ni melancolía... sé un poquito vanidosa y cree en lo que vales...
Además, mira cómo acabó el Sr. Gustavo Adolfo... noooooooooooooo, eso no lo queremos para tí...
En cuanto a la luna... quédatela tú y no se la dediques a nadie, sólo para tí.
Un besazo

Soñadora dijo...

Blue Moon, que linda esta entrada! Me gusta especialmente porque mencionas mis rimas favoritas de Becquer, fue uno de los primeros libros que me atrapó, junto con El Principito!
Besitos,

Jesús dijo...

Poesía eres tú.
Sí, poesía somos todos los hombres y mujeres que tenemos algo que contar, que necesitamos comunicar con imágenes, con metáforas... Mientras podamos transmitir con palabras sentimientos, sueños, deseos... poesía somos nosotros, lo eres tú, que no te conozco pero me pareces genial.

Un besote gordo gordo

Ana dijo...

Me ha gustado...Vengo a conocerte porque tu cuñado me ha dicho que eres malagueña...Y me gusta lo que leo. Si no tienes inconveniente te sigo y te enlazo.
Muchos besos.

BlueMoon dijo...

¡BUENO, BUENO, BUENO...! ESTOY UNOS DÍAS SIN PASARME POR MI RINCONCITO Y ME ENCUENTRO TODOS ESTOS MENSAJES ANIMÁNDOME. MUCHAS GRACIAS A TODOS.

Diávolo:
Creo que tu comentario es el más largo que he recibido hasta ahora. Me gustaría que proyectases la positividad del primer párrafo sobre ti mismo y que al fin pudieran salir de tu corazón versos llenos de luz y felicidad.
Un besote.

Clara:
Me alegra leer tu comentario pues hay veces que, después de escribir y publicar el texto, pienso: ¿Les llegará "mi mensaje" tal cual intento comunicarlo?
Y, si como dices "...eso es poesía", debe ser que hay varios tipos de poesía, jejeje.
Un besote.

Calvarian:
Pues sí, fue un momento de inflexión en mi vida: De no querer leer libros, a leerlos por placer y además intentar escribir algo decente.
Un beso.

Yaiza:
Bienvenida a mi rinconcito. Tienes razón, cada uno a nuestra manera, tenemos algo especial al escribir, y a cada uno nos gustan diferentes cosas. Me voy a pasar por tu blog (que no lo conocía hasta ahora) a descubrir tu "algo especial".
Un abrazo.

Almagriss:
Después de estos mensajes ¡como para no creer un poquito en lo que valgo! Jejeje.
Pues sí, pensándolo bien, me voy a quedar la luna pero la dejaré ahí para que todos podáis verla, jejeje.
Un besazo.

Soñadora:
Mira, hemos descubierto algo que tenemos en común: uno de los primeros libros que nos atrapó.
Un besito.

Jesús:
Es cierto, pensándolo así, todos (o casi todos) los que habitamos la blogsfera somos poesía (cada uno a su manera).
Un besote.

Ana:
Bienvenida! Pues sí, como pongo en mi perfil, soy Malagueña de nacimiento y de corazón. Me alegro que te guste lo que lees por aquí. Encantada de que "me sigas y me enlaces". Prometo pasarme por tu blog.
Besotes.